sábado, 17 de noviembre de 2012

CAPITULO XIV:LA VEJEZ


Sabes que el tiempo vuela, que pasa rápidamente que,nada va más deprisa que los años.Envejecer es inevitable y madurar es opcional.Siempre hay un niño en todos los hombres.Envejecer es el único medio de vivir mucho tiempo.En los ojos del joven arde la  llama ,en los del viejo brilla la luz.Los jóvenes piensan que los viejos son tontos ; los viejos saben que los jóvenes lo son.Los jóvenes van en grupo,los adultos en pareja y los viejos van solos.


Un abuelo es una persona mágica y llena de vida.Tan vital que está en la plenitud de su vida.Sus ojos poseen el conocimiento de un filósofo .Sus manos ya cansadas,son un testigo inocultable de lo mucho que ha trabajado.Los pies demuestran que el camino recorrido no ha sido en vano.Su voz tenue,indica el consejo oportuno y gratificante.

Cuando te paras a escucharlos y te cuentan su vida muchas veces se te encoje el corazón y esas palabras te ayudan a saber apreciar más la vida y a valorar más las cosas,así como no dar importancia muchas veces a situaciones ,comentarios que son insignificantes como para malgastar el tiempo en eso.Esa historia me la contó una señora que en aquel entonces tenía aproximadamente unos 82 años,  quedó viuda ,como bien decía una madre cría a 12 hijos pero 12 hijos no son capaces de cuidar de su madre.

"" Les voy a contar quién soy, cuando aquí estoy sentada tan tranquila, tal como me ordenan,cuando como por orden de ustedes.Soy una niñita de diez años que tiene padre y madre,hermanos y hermanas que se aman.Soy una jovencita de dieciséis años, con alas en los pies,que sueña que pronto encontrará,a su amado. Soy una novia a los veinte,mi corazón da brincos,cuando hago la promesa que me ata hasta el fin de mi vida.Ahora tengo veinticinco,tengo mis hijos,quienes necesitan que los guíe,
tengo un hogar seguro y feliz.Soy mujer a los treinta ,los hijos crecen rápido,estamos unidos con lazos que deberían durar para siempre.Cuando cumplo cuarenta, mis hijos ya crecieron y no están en casa,pero a mi lado está mi esposo que se ocupa de que yo no esté triste.A los cincuenta,otra vez,sobre mis rodillas juegan los bebés,de nuevo conozco a los niños,a mi seres amados y a mí.Sobre mí ciernen nubes oscuras,mi esposo ha muerto,cuando veo el futuro me erizo toda de terror.Mis hijos se alejan,tienen a sus propios hijos,pienso en todos los años que pasaron y en el amor que conocí.Ahora soy una vieja .Qué cruel es la naturaleza¡la vejez es una burla que convierte al ser humano en un alienado.
Sin embargo, dentro de estas viejas  ruinas,todavía vive la jovencita.Mi fatigado corazón,de vez en cuando,todavía sabe rebosar de sentimientos.Recuerdo los días felices y los tristes.En mi pensamiento vuelvo a amar y vuelvo a vivir mi pasado.
Pienso en todos esos años,que fueron demasiado pocos y pasaron demasiado rápido y acepto el hecho inevitable que nada puede durar para siempre.Por eso, gente, abran sus ojos,abran sus ojos y vean¡Ante ustedes no está una vieja malhumorada,ante ustedes estoy YO ¡¡
Pero también me comentaba una vez que la fui a visitar,entre otras cosas,lo siguiente:
"" Se me fueron alejando mis seres queridos, se me fue coartando la libertad de decisión en mis asuntos personales más íntimos,llego al final de mi existencia sola, entre gente extraña que no tiene ningún vínculo conmigo.Recuerdo los tiempos de antaño,las casas con sus abuelitas y abuelitos, constituyendo la familia, eran otros tiempos, quizás tiempos de más amor y de preocupación por los mayores.En fin, este es mi final de vida, a veces pienso que me he vuelto invisible, con el paso de los años.....""

Está persona y otras 3 más como ella son las que me hacen seguir en mi trabajo día a día.Ante injusticias, desaires y humillaciones ;me vienen a mi mente estas conversaciones y GRACIAS a ellas me vuelvo a levantar.
Un abrazo