jueves, 21 de noviembre de 2013

CAPITULO C: MI TRABAJO





Como todos los días llegas a los domicilios, para realizar lo mejor posible tú trabajo.
Tienes que dejar a un lado todos tus problemas y enfrentarte a: los miedos, incertidumbres,enfermedades, hacer curas y como no al ¿ por qué? a mí.
Mucha gente, cree que mi trabajo, lo puede realizar cualquier persona; y sinceramente, para esta labor no vale cualquiera.Cuesta creer que para esta profesión haya que estudiar,eso es lo que piensa la mayoría de la gente;total para hacer las tareas domésticas y "" limpiar culos "", para ser según mucha gente, una empleada del hogar,no hace falta tanta preparación, para eso sirve cualquiera.Pero la realidad es otra,es una profesión muy dura, tanto física como psicológicamente.Decir, que como seas una persona que empatizas y te implicas en tu labor,aún es más complicado,ya que, vas viendo poco a poco el deterioro del usuario,como poco a poco se "" va apagando"" y aún así te ayuda, saca fuerzas de no sabes bien donde, para luchar por:hacer un movimiento,incorporarse o el simple hecho de comer;todo eso son unos grandes logros y que significan que a pesar de estar mal, sacas fuerzas de no sabes muy bien de donde para intentar avanzar algo o por lo menos intentar no ir a menos.
No hace mucho, tuve una conversación con una persona y decía que es más duro trabajar en una Residencia de Ancianos que en domicilio.Tengo que decir, que en domicilio, estas tú sola, llegas y te tienes que enfrentar  a las condiciones que tiene el propio domicilio, ya que,muchas veces no está adaptado.No tienes ayuda de nadie,ya que, normalmente, el cuidador es otra persona mayor con sus propios achaques,y si no es tan mayor, ten por seguro, que viene arrastrando dolencias,debido a manipular al dependiente.Las tareas que hay que hacer normalmente son : aseo personal, vestir, poner y cambiar los pañales,hacer curas,cambios posturales,manicura,hacer la cama-cambiar las sábanas-,limpiar la habitación además del cuarto de baño, y las dependencias donde suele estar el dependiente, poner la lavadora,tender la ropa, planchar, a veces hacer la comida, fregar lo que ensucia,a veces dar la comida, medicación,algunas veces, llamar al médico y estar pendiente de las visitas médica,acompañamientos,hacer ejercicios,intentar que colabore en las actividades, para mejorar su autoestima y no infravalorarlo.El horario es de: mañana, tarde, y de lunes a domingo, festivos incluidos.Decir, que además de todo lo que explicado anteriormente, muchas veces, a parte de todas las tareas hay que enfrentarse a la familia y como no, a la interna o a la empleada del hogar.
En una Residencia, tienes: el aseo personal,vestir,cambio de pañal,limpieza de la habitación,llevar la ropa a la lavandería,dar de comer,acompañamientos.Además de tener grúas, duchas, hay un horario, y si vas de mañana no vas después a la tarde, hay un correturnos.
Decir, que muchas veces, te ves impotente;ya que, cuando el cuidador te dice como lo hace -(que no está mal,para ese cuidador es la mejor forma de atender al enfermo) pero si tú tienes otra manera,de hacer las cosas, que la mayoría de las veces, son las más recomendadas (por tú bien y por el del enfermo),tú lo insinúas,pero en muchas ocasiones,no aceptan tus recomendaciones.
Normalmente,los cuidadores, son personas mayores, que se ven solas y la mayor de las veces,sus hijos están lejos y están desprotegidos.Así que ,mi labor además de atender al enfermo,también es escucharlo.
Después decir, que tienes que disponer de un automóvil, para desplazarte de domicilio a domicilio.Y que los gastos de ruedas,motor, etc..Corren de tú propia cuenta.
Además tienes que estar pendiente del reloj, porque, cada domicilio tiene x horas y en esas x horas tienes que hacer, las tareas que están posteriormente pactadas con: la empresa, el cuidador y el trabajador social.
Con todo esto, además te pierdes muchas cosas con tu familia,ya que, llega el fin de semana, y no puedes dedicarte a ellos como tú quieres debido a que, tienes que trabajar incluídos los festivos.En total al día de la fecha, en mi caso particular, estoy en 28,51 horas semanales,repartidas de la siguiente manera: lunes a viernes (mañana y tarde ) y fin de semana (trabajo otro libro -también es de mañana y tarde).
En mi caso particularmente, estoy muy contenta con mi trabajo.Es muy gratificante y "" se te infla el pecho"" al saber, que el enfermo está contento, deseando el volver a verte.Saber que va luchar contigo, codo con codo, esos alientos de ánimos, superación,motivación;que somos un equipo,que no lo voy a fallar.Y si su familia, están encantados con tu presencia y entienden tú labor, eso es lo MÁS.

Espero que este capítulo sea de vuestro agrado.
Un abrazo grandote