lunes, 7 de enero de 2013

CAPITULO XXVII: DIA DE REYES




Hoy es el día más especial para los niños, esta noche llegan los Reyes Magos cargados con regalos que reflejan sus ilusiones.Peticiones de todo tipo, juguetes de moda, tecnología, ropa, complementos y también solidaridad.En los tiempos que corren la crisis está haciendo mucha mella en muchas familias,el paro es otra consecuencia de esta crisis,en fin, muchos de los mayores también ilusionados también pedimos ilusionados trabajo,un gran regalo hoy en día muy preciado que a su vez tenemos que cuidar.
Fui a trabajar a como todos estos días y estos en concreto no iban a ser menos.Uno de los domicilios fue muy especial.El usuario vive con su familiar que consta como cuidador principal.Debido a una caída sufrió un edema cerebral que se está reabsorviendo pero le ocasiona pequeña desorientación,su movilidad es muy reducida .Llegué al domicilio y fui a saludar al usuario se alegró un montón al verme y me dijo QUE ME  ECHABA DE MENOS.



Nos pasamos haciendo ejercicios de memoria, me contó unas historias que esta persona vivió antes de estar en esta situación -con algunas lagunas-también me cantó unas canciones como : Campanera (Molina),Minero (Molina)
Pero este capítulo va para el cuidador principal, pasan los días, los meses,años ... la vida pasa y tú en tu rutina de siempre.Hacer la labor lo mejor posible para que tú familiar dentro de lo que cabe no vaya a peor.Ves que tú familia como tus hijos, nietos, sobrinos,hermanos, tienen su vida y llega un momento en el que dices "" Para que los voy a llamar no quiero molestarlos, que disfruten""" sabiendo que sí los llamas están ahí en un abrir y cerrar de ojos.Hay días mejores y otros peores,te desahogas en una habitación llorando para que tú familiar no te vea y no se sienta culpable.Es que me grita, me pega, esto antes no lo hacía es increíble;llega el momento de los posibles cuadros depresivos,ansiedad y aislamiento ,hay que tener mucha paciencia y con la ayuda de nosotros -los profesionales-intentar que ser como un equipo que si están en conexión es difícil que se vaya a peor.
Pues en ese domicilio dentro de la complicación empatizé desde el primer día y al día de hoy me ve el usuario como una persona más a tener en cuenta, que te echa de menos y que ese momento en el que vas a echar una mano todo es una maravilla, todo son alegrías,ilusión y todo ello lleva a UNA MOTIVACIÓN que el siguiente día haber si estamos mucho mejor.
Pues bien, no le dió tiempo a escribir la carta a los Reyes,pero como son magos, saben que fue bueno,así que espero muchos regalos.
¡Ya quedan pocas horas, esperamos que todos vuestros deseos se cumplan pequeños!
Un abrazo