lunes, 5 de agosto de 2013

CAPITULO LXXXVIII:BALANCE

Cuando comencé en este trabajo-la familia, vecinos y algún que otro amigo- lo que me solían comentar era para que iba trabajar "no te hace falta" y aún por encima " ir por las casas"; tener que limpiar la porquería de otros "no tendrá bastante en su casa y con dos hijos".
Llega el día en el que comienzas a trabajar y te asignan una serie de domicilios con sus respectivas horas,y tú
sorpresa es que cuando llegas al domicilio llamas al timbre y te abre la puerta un familiar,que normalmente ese familiar es el que suele ser el cuidador,y que ese cuidador sueles conocerlo:  porque es del mismo lugar en el que tu resides,porque lo tratas personalmente o por comentarios que se suelen dar en las poblaciones pequeñas.
Suelen llegar familiares o incluso vecinos, para saber quien es la chica que va ir atender al enfermo.Tu sueles estar haciendo tu trabajo, y cuando te ven con los medicamentos o incluso cremas para hidratar, lo que suelen decir "" yo tengo una crema muy buena que me la recomendó tal persona y es una maravilla, ya te la traeré para que la utilices"" o cuando estas con la medicación ""como estas tomando esas pastillas,el otro día fui al médico y me recetó unas muy buenas son caras pero son tomarlas y te dejan como nueva ,ya te traeré el nombre para que las compre la chica""tu te quedas anonadada,no das crédito a lo que estas escuchando.
Muchas veces te sientes cansado,deprimido  porque ves a esos seres queridos que están padeciendo estas enfermedades terribles como las demencias y te ves impotente por no saber hacerlo mejor.Te encuentras cansada de cuidar y verte anulada.Ves como ellos se encuentran avergonzados por hallarse en crisis consigo mismos y con la labor que desempeñan,avergonzados de quejarse y de anhelar recuperar aquella libertad que perdieron.
Normalmente, al ser TÉCNICO DE PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA,normalmente no estas con un solo domicilio, suelen ser bastantes.Cada domicilio con sus enfermedades, sus costumbres,sus normas y sus respectivas familias.Tu tienes que realizar tus tareas de trabajo que están consensuadas con la familia y con la empresa, y a la vez adaptarte a ese domicilio y a las costumbres familiares.Tu eres humano y tienes tu familia, tus costumbres y tu forma de trabajar,y como todo trabajador intentas realizar el trabajo lo mejor posible.
Cuando la familia y en concreto, el cuidador, prefiere utilizar la mayoría de esas horas concedidas para la limpieza del hogar en vez de dedicar la mayoría o la mitad de esas horas al cuidado del paciente, tienes que calmarte,agachar la cabeza y callar;hacer lo que te mandan.Pero lo tremendo es ver la cara del paciente, ver que quiere colaborar contigo,realizar ese esfuerzo para intentar buscar esa libertad perdida, asomando esas lágrimas y escuchar "" a ver si mañana me da tiempo".También sueles ver la prepotencia de algún familiar ,o en algunos casos, esos comentarios irónicos acerca de tu propia persona,incluso llegar a humillarte.Muchas veces te dan ganas de tirar la toalla y dejarlo todo.
Tenemos que pensar cual es nuestro destino en este camino.¿A donde queremos llegar? y lo más importante¿Como y con quién?.
No sigamos el camino mirando y pensando en el pasado.Miremos hacia adelante y pensemos como queremos que sea ""esa luz al final del túnel"".
Por eso tenemos que hacer una vida normal, pero, con humildad, esperanza, con ayuda, necesidad,colaboración.... ya sé que el dinero lo hace todo, pero si os ponéis a pensar.De que vale todo ese dinero que acumulas si mañana te vas a morir, a quien se lo dejas, de que vale que tengas la mejor casa del mundo si no puedes disfrutar de ella.....
Que satisfacción tengo diariamente con y en mi trabajo, aun enfermos tenemos  que dar las gracias por estar aquí un nuevo día.
Os dejo otro capítulo y espero que os guste.
Un abrazo para tod@ss