sábado, 24 de agosto de 2013

CAPÍTULO XCI: ES UN SUEÑO.......


La espera siempre fue larga y en esa espera la cabeza no para de dar vueltas.Todo lo que nos viene a nuestra mente son los últimos momentos y las últimas palabras.¿Porque no le habré dicho ? , va ser el recuerdo que tenga o con el que se vaya, sin darme tiempo de rectificar y aclarar el comentario.
Nos damos cuenta de que en menos de unos minutos la vida pasa rápidamente.Queremos hacer nuestro trabajo lo mejor posible y el tiempo no da tregua ,comienza la cuenta atrás.
No le damos importancia a: un simple dolor de cabeza, a un dolor de barriga, a la falta de apetito,para que voy a tomar la medicación si ya me pasaron los síntomas y después nos lamentamos de las consecuencias, porque no haría caso a las indicaciones del médico, de la enfermera, del técnico sociosanitario,bueno claro si la medicación de mi amiga es mucho mejor que la mía y un largo etc.
Prevalece nuestro trabajo ante todo lo demás.Tenemos que tener los 5 por no decir los 6 sentidos al pie del cañón, por si podemos solucionar o en su defecto mejorar, todo lo posible la situación hasta que lleguen los sanitarios.
Cuando llega el momento de la partida, te sientes impotente, necesitas estar sol@ y dejar a los familiares con esa persona para la despedida y aceptar esa dura pérdida.Pero y ¿ tú?,esos sentimientos, esa contradicción, yo hice mi trabajo,porque no me haría caso, porque ese familiar decidió tomar esa decisión(muchas veces en :la alimentación, en las curas, en la medicación, en la manipulación,en la motivación...) puede ser que alguien se acuerde de ti y te de las gracias por tu labor, pero lo que suele suceder la mayoría de las veces es que, no te tienen en cuenta y"" si te he visto no me acuerdo"",pero siempre hay ""excepciones que confirman la regla"" un caso que tuve hace un año, una señora cianótica, que gracias a mi intervención, he conseguido que siga entre nosotros, tiene otra oportunidad,la decisión que tomó el cuidador fue prescindir de mi trabajo y un familiar al día de hoy lo que me dijo fue : "" Elena eras mucho para ellos"".
Pero este trabajo te da muchas decepciones pero también muchas satisfacciones, ver que :comienza hablar, comienza a andar, de repente canta , esa sonrisa, esa alegría,esa motivación ; cuando ellos te cuentan sus intimidades, te dicen que eres uno más de la familia , te dan las gracias y preguntan si mañana vas a volver, para todo eso no hay palabras.
No es por presumir o por ser superior a los demás pero cuando trabajas en esto, una palabra, una sonrisa, cualquier detalle eso es mucho, igual que es para nosotros también es para el usuario y es una buena dosis,una buena inyección de energía para seguir trabajando y encontrarle algún sentido a lo que estás haciendo todos los días.Aunque la mayor parte de las veces lo más bonito que te llaman es "" eres una simple limpiaculos"",por decir algo.Te ven como una prepotente, me gustaría ver a esa gente en mi situación, día tras día, y me gustaría llegar a escucharlos, entonces ¿ cual sería la respuesta?.
Al acabar la jornada llegas a tú casa, y lo que te viene a la mente, es lo sucedido,o lo que has vivido en esa jornada, los ojos se te llenan de lágrimas, tienes que tener el móvil operativo, porque te pueden llamar en cualquier momento y tienes que estar disponible.
Los que te quieren te dicen que no lo puedes vivir tanto, tienes que desconectar al salir del domicilio, porque sino estaríamos listos, no viviríamos, pensando las 24 horas en aquel ,en el otro domicilio.Sería imposible.
Luego, están tus hijos, que quieren que les dediques más tiempo, no estas cuando hay ese partido que es importante para ellos, esa celebración.
Siempre son prioritarios los demás y tú siempre para el final, no es que lo hagas por dar lástima, por ser una mártir; estas pendiente de mandar a la gente al médico, o de tomar tal cosa o de hacer esto otro.En fin, estas pendiente de todos, porque los quieres y quieres lo mejor para ellos.


Os dejo otro capítulo espero que os guste como los otros.
Un abrazo grandote para tod@s