miércoles, 22 de enero de 2014

CAPITULO CX: IMPLÍCATE.





Llevo aproximadamente 1 mes de baja y el diagnóstico es vértigo posicional paroxismal benigno(BPPV), por ahora estoy a la espera del día 27 a la cita en la Mutua con la doctora, y para el mes de Junio tengo cita para una resonancia y cita con el otorrinolaringólogo.
Este tiempo me ha servido para: observar,analizar y confirmar muchas cosas, situaciones ,informaciones y demás que como es obvio de algunas ya te lo imaginabas, lo esperabas.He comenzado a salir a la calle bajo las indicaciones médicas para ver como me encuentro y como reacciono, la verdad es que no salgo mucho,ya que, me encuentro más protegida en casa.Las veces, que son pocas, también he encontrado gente que hacia tiempo que no veía y como no, lógicamente conlleva a un gran placer volver a verlas y de repente te encuentras en una inesperada reunión que se alarga delante de un café, en ella ,escuchas historias que sucedieron con gente conocida, intercambias opiniones y como no escuchas sabios consejos . 
Entre esas historias hay una, que provocó muchas sensaciones en mí.
Se trata de una señora que llevaba casada aproximadamente unos 48 años,hacía año y medio que había quedado viuda.
Esta señora, nada más nacer fue rechazada por su madre y la abandonó.Pasó un tremendo calvario en su infancia.Estuvo en muchos orfanatos, mientras permaneció en ellos, vio muchas cosas: maltratos, desnutrición, el rechazo de mucha de la población de aquella época - los hacían sentir como parias-mucha crueldad junta para unos niños tan pequeños e indefensos; pero de esas situaciones también se aprende ( como bien dice ella ), no te queda otra que intentar aprender,hacer las cosas bien, en definitiva ir haciéndote con un hueco, por si alguna vez se acercara alguna familia para adoptar se fijará en ti gracias a los buenos informes.
Fue pasando el tiempo, esa larga espera hace mella en ti ; una por tu edad, ya que, eres un niño y como tal hay muchas cosas que no alcanzas comprender y otra porque debido a toda esta situación, piensas que aunque las cosas las estas haciendo bien, todo ese esfuerzo que conlleva, no sirve para nada.Como tú, hay muchos niñ@s en igual situación que tú,nadie nos quiere, y lo que anhelas, es que llegue alguna familia que te quiera adoptar, pero que te abracen, te besen, en definitiva , te quieran.Muchas veces , en horas de descanso, miras atreves de la ventana, y ves pasar a niños con sus madres o sus cuidadoras, ves eses juguetes, esa sonrisa de oreja a oreja, esas vestimentas.
En fin, pasó el tiempo y una mañana muy temprano, llegó un matrimonio, de buena apariencia al orfanato.Querían o tenían preferencia por una niña, y por cosas del destino, la escogida fui yo.
Cuando me fueron a buscar para decirme que ya tenía una familia,me sorprendió gratamente,me invadió una gran alegría por todo mi cuerpo;el saber que había alguien en este mundo que me iban a querer, a darme cariño;y yo iba a estar a la altura de esa familia, estaba muy nerviosa.Estaba desando irme con ellos y salir de ese lugar tenebroso.
Estuve y fui feliz  con esa familia,fui la niña más feliz del planeta.Decir,que uno de mis deseos era ser madre y darle a mis hijos todo el amor que a mi al principio me falto.
Conocí a mi marido, fue el único hombre que conocí.Luchamos,trabajamos, para tener un buen porvenir, comenzaron a llegar los hijos, ahora teníamos más motivos para seguir luchando y trabajando,esas Navidades, esas reuniones familiares, esos cumpleaños, eran muy emotivos para mí, siempre procuramos que no las faltara de nada.Mientras trabajamos y luchábamos, también fuimos muy solidarios.Fue el mejor: marido,compañero, padre, amigo, trabajador.Hace un año y medio que me dejó,pero aquí estoy tengo 4 hijos y 6 nietos.Son una bendición de Dios y aquí estoy por ellos.
Al día de hoy, me encuentro muy involucrada, con Cáritas, con comedores sociales, con la cocina económica y me gusta ser, muy solidaria con los más desfavorecidos.El dinero, no es la felicidad de la gente, esa gente me enseña, todos los días estoy aprendiendo muchas cosas de ellos, como con poco dinero o nada de dinero, se comparte, se ayuda. Hay que estar,porque si no estás no conoces,pobreza no es lo que dicen los economistas,no se trata de ir de visita un día,hay que estar allí,descubrir que hay otra vida,otra forma de relacionarse.Te cambia la manera de pensar,vivir en esa situación de pobreza te enseña a darte cuenta que no es necesario gastar tanto dinero.En definitiva, todas las respuestas a todas las preguntas que puedan surgir ante todo esto están dentro de ti.

Aquí os dejo otro capítulo más con otro vídeo más.Espero que os guste, un abrazo para tod@s.