martes, 15 de julio de 2014

CAPÍTULO CLXXXVI: CUANTAS VECES......




Hola de nuevo a tod@s ¡¡ hace tiempo que no publicaba capítulo nuevo, pero no penséis que me había olvidado de vosotr@s, eso nunca.
Deciros que hasta el día de hoy,más o menos,todo sigue igual.
Comentaros que MI GRAN AMIGO, hay sigue,"" piano piano"", como me decía siempre,va despacito, pero como suelo decir " siempre que se vaya despacio y con buena letra"", esas son  buenas palabras y demuestran que ir sobre seguro es buena señal generalmente.Pero en este caso, la buena señal es que otro día más con nosotr@s.
Cuantas veces, de regreso a tu domicilio me explicabas, que tenías que apagar las luces ,que te acostabas y que luego al llegar yo, te levantabas sonriendo, con mucha energía, ya que, tenías que ayudarme y tenías
muchas tareas que hacer, debido a que esas tareas eran tu trabajo; mientras yo, me tenía que dedicar a otras tareas.También tenías que encender una vela, porque como me decías ""aunque los hijos se alejaran del hogar, los padres siempre esperan su regreso"" para a continuación apostillar, "" olvidándome de tí, por caminos que se alejan, me perdí"".
Comentaros que estamos intentando frenar la úlcera para que no siga su curso, todo ello requiere una buena dosis de paciencia, esperanza, tenacidad y constancia.
Esperemos que entre todos, ""con un poquito de aquí y otro de allá"", consigamos atajar esa lesión e intentar que se recupere pronto.
Con respecto al otro domicilio, deciros que poco a poco, voy intentando que las cosas vayan encarrilándose.Era tremendo, llegar y encontrarte todo patas para arriba.
Todo descontrolado, pero al día de hoy, poco a poco,dentro de lo malo,va yendo bien.
Entender, que cuando llegas a un nuevo domicilio, con un nuevo usuario, lo primero que te viene a la mente, es que por lo menos intentéis empatizar : el cuidador, el usuario con el auxiliar de ayuda a domicilio.; también esperas que el usuario colabore, que no sea reacio a participar de ese gran equipo que se ve formado directamente por: el auxiliar, el familiar con el usuario e indirectamente, con la enfermera y el médico de familia.
En este caso, este nuevo domicilio es un quebradero de cabeza, ya que, con apenas medios, más bien escasos,hay que conseguir que el entorno del usuario, esté en las mejores condiciones.Para ello, la mayoría de las veces, hay que echar mano, de grandes ingenios mentales; de un nada hacer mucho.
Es triste, llegar a mayor y verte postrado en una cama, todo ello debido a la dejadez, pero lo más triste aún si cabe, es que tengas una buena pensión, y que mires a tu alrededor y no veas ningún lucimiento; quiero decir, que nosotr@s como familiares si en algún momento, te encuentras con algún familiar enfermo y que por su dejadez acaba en cama y con oxígeno, lo primero que haces es intentar con los medios que tienes, es procurar que tu familiar se encuentre lo mejor posible dentro de sus limitaciones.Entonces, se comienza a comprar las cosas que le van hacer falta: para el aseo, para su cama, ropa de vestir adecuada a la nueva situación, un largo etc.
Pero en este caso, nada de eso. En fin, un gran atraso.
Entonces, desde el primer día que has llegado a ese nuevo domicilio, te surge una gran impotencia, por esa situación que estas viendo, no das crédito y a la vez, crees que es imposible, que en el año que nos está tocando vivir como aún queda gente con esa mentalidad tan antigua; pero que en esa época tan antigua, y sin medios como hay hoy en día, si se diera el caso, habría gente que actuaría de diferente forma, intentando con esos medios que podría haber intentar que fuera mejor.

Aquí os dejo un nuevo capítulo .
Espero que sea de vuestro agrado.
Un abrazo para tod@s.
MUCHAS GRACIAS.