martes, 2 de abril de 2013

CAPITULO LIV: VALORES HUMANOS

Los días pasan.Todo sigue igual.Seguimos sin mirar a nuestro alrededor,sin darnos cuenta de quienes están ahí.Actuamos igual que máquinas,sin importarnos los valores humanos.
Como reaccionarías ante una madre que desprecia ante la gente y en soledad a su hija,llegando a utilizar a sus nietos e ignorando a su yerno y a la familia de este.Si lo que estáis leyendo.
Normalmente una madre, daría todo por su hija y no digamos por sus nietos.
Pero no, lo mejor es esa prepotencia que es lo que se lleva ahora.Trabajar ¿para qué? si te dedicaras a tú casa y dejarte de ir a trabajar.¿que trabaje él?
Están pasando los días por ti hay que ver como has cambiado.No eres la misma.No te cuidas, te estás dejando.Ya no sales : a las cafeterías,de compras,a la peluquería... Vistes como una persona mayor.
Todo es trabajar,trabajar, ir con los niños,estar en casa ,ir a misa y poco más ¡Anda mujer,vaya por Dios!
¡No ves,mira para mí!.Hay que arreglarse hasta para ir a la compra.Parece que estas secuestrada.
Ver a esa gente, enjoyada, de punta en blanco en su vida diaria.Recién salida de una portada de Prêt-à-porter para ir a la compra y a su vez humillar al tendero,ir a la cafetería y sacar de quicio al camarero,porque por sus explicaciones no logra entender como quiere ese café.
Esas mentiras,una tras otra, para dar entender que tú eres más que el otro.Llegando humillar al otro para llegar a despreciarlo.
Como a sus amistades les cuenta sus verdades,cuando no es nada de verdad.
Este tipo de gente suele tenderte la mano, cuando por desgracia hoy en día vivimos sumergidos en una crisis económica y cuando te tienden la mano y sobre todo económicamente y que al cabo de un tiempo te lo echen en cara, cuando tú poco a poco, con sudor,has cumplido  y has devuelto todo lo prestado.
Cuando una vez que te echa todo en cara,despreciando todo y a todos.Por su boca,solo sale maldad,sin querer y dejándolo muy claro ¡Que no te quiere ver ni para lo bueno y mucho menos para lo malo! llegan esos momentos de soledad.Comienza el remordimiento de conciencia y la respuesta que se obtiene es:           ¡ Lo dije sin querer! no quise decir eso.



Espero que este nuevo capítulo os guste tanto como los otros.

Un abrazo para tod@s