jueves, 5 de diciembre de 2013

CAPITULO CIII: ABATIDOS.





Cuando eres joven ""quieres comerte el mundo"", vives la vida sin pensar en el mañana.Comienzas a trabajar y hace años, los jóvenes que trabajan entregaban "" el sobre ""- ( era el salario del mes )- a sus padres;conoces a chicas hasta que al final te casas y formas una familia.
Cuando decides tomar esa e camino, al principio van apareciendo esos problemillas que crees que no vas ser capaz de solucionarlos, muchas veces recurres a tus padres , y al final se logra solucionarlos.Poco a poco, van pasando los años, vienen los hijos "" tus hijos"", y te vas haciendo mayor, siguiendo ese camino que has decidido seguir hace x años en compañía de tu gran amor, tu pareja.
Siempre hemos tenido a nuestros padres como referencia.Hemos visto, su lucha día a día, para sacar a la familia adelante.Muchas veces, hay riñas, hay castigos, que no los comprendemos ;pero al crecer comprendemos todo eso y más.
Hace unos días en mi trabajo, reciben la noticia de que un ser querido ha sufrido una grave enfermedad,esa persona es conocida y familiar,te sorprendes y no das crédito a lo que estas escuchando.De repente, te pasan imágenes a una velocidad vertiginosa,desde el principio que lo conoces hasta ahora.
Recibieron la visita de ese ser querido, cuando llegó a ese hogar,daba la impresión que si lo abrazabas se iba romper, era muy frágil, mirando y no viendo nada, ¿donde está ese ser luchador lleno de vida?, al fijarse en las personas que estaban y pasar a saludarlas, comenzaron asomar unas lágrimas, que poco a poco fueron recorriendo su rostro.
Al final, quedamos solos, me llamó, fui hacia el, me senté a su lado, y le dí un gran abrazo.
-Pensé que no estabas , que ya acabaras de trabajar.
_No, sabía que vendrías y quería verte.Espero que te quedes unos días.
-A ver, no lo sé pero esperemos que sí.Hoy debe ser el día de Sta Gloria
_¿Cómo dices?, apenas tiene fuerzas para hablar
-Eres un ángel, me encanta tu forma de ser, tu manera de trabajar, como no tienes miedo a nada, por tus ánimos para que no me desanime.Pero yo ya no puedo luchar, las piernas me fallan, ya no puedo caminar.Ahora me veo en una silla de ruedas y en una cama.La familia, bien ves ya no me habla, y si es para hablar de mí ,todo son gestos y señas.Al día de hoy soy una carga para todos.Cuento con tu ayuda y pensar que hace años, no me imaginaba que fuera llegar a este extremo.Ya no soy el mismo de antes, ahora no tengo por quién luchar.Pero te voy a pedir un favor...
_Dime, ¿cual?
-que no me dejes, que sigas aquí ayudandome.Espero que esta nueva situación no te impresione y no te haga flaquear.Sé que es muy duro.Pero cuento contigo.Eres mi amiga.
Me quedo mirando para el , corren las lágrimas rápidamente por su rostro, me da su mano, para hablar, pero es verdad,ya no hay fuerzas para seguir hablando,se está quedando dormido.


Os mando un gran abrazo....