viernes, 27 de diciembre de 2013

CAPITULO CVI: RECORDAR SUEÑOS.



Te despiertas un buen día mirando atrás, ves el camino que has recorrido, tanto recuerdos pegados en esos álbumes.
El paseo por una "" feliz infancia"" ,ese olor tan especial que tenia al llegar a la casa de tus abuelos,esas llamadas de teléfono que hacías (imitando a los mayores) para hablar con tus seres queridos,eran los que te daban consejos y sobre todo los que te mimaban y te concedían todos esos caprichos que tus padres te negaban.
Aquellas postales que les escribías con palabras muy escuetas, llenas de faltas,pero que emocionaban al que las recibía, las guardaba ""oro en paño"" como el mayor de los tesoros, esos vecinos que tenían y ya sabían que habían recibido llamada o postal escrita por esos tremendos nietos.
Esas reuniones familiares, en las que estaban llenas de familia y que siempre se apuntaban a última hora,vecinos allegados ,donde se decía ( donde comen 5 comen 7)
Después llega la adolescencia ""ya eres mayor""aquellos amigos que tenías dejan de ir a visitar a sus seres queridos, tienen otras inquietudes,pocos vuelven"" al pueblo"",pocos siguen con aquellas actividades que comenzaron de pequeños- en su infancia-.Esos abuelos ya no están a la altura, como estaban antes;no entienden "" se quedaron anticuados"".Comienzas a tener novi@,ya es más complicado el regresar y si regresas es a contragusto.
Pero la vida sigue su camino y vuelves a darte cuenta que esos seres queridos, que has dejado de lado en una parte de tu vida, siguieron a tu lado y al tanto de tus vivencias , de tus derrotas y de tus logros,nunca te han dejado.Y en el momento , que acudes a ellos de nuevo, para obtener sus sabios consejos, acerca de los amores y desamores;de las amistades y un largo etc....Te das cuenta que tienes que volver a retomar el tiempo perdido, cuantos momentos, cuantas anécdotas,cuantas cosas, se han dejado de realizar, cuantas páginas se quedaron en blanco.
Pero la vida continúa con su camino, llega el matrimonio y con el , los hijos.Te das cuenta, que ese camino que vas a comenzar a recorrer en compañía de tu pareja, ese camino ya lo han recorrido, esas personas que nunca se fueron de tu lado.
Y miras atrás, ves tu camino, el que hicieron tus pies, ese camino que muchas veces fue de:sangre,  sudor y lágrimas; pero que con: la lucha, la superación, también con los consejos y el tener a tu pareja en lo bueno y en lo malo, codo con codo ; lo que parece un gran problema( de repente lo ves todo oscuro, no ves luz al final del túnel) al final se convierte en una solución y con el paso de los años,recuerdas ese momento y  surge una sonrisa .
Comienzas a comprender cosas que te contaban tus abuelos y que no entedías y ellos te respondían a todos tus PORQUES, ya lo entenderás cuando seas mayor y cuando llegues a mis años entenderás el resto,como p.ej.: " La vida es un tango y hay que saber bailarlo", "" el que mucho abarca poco aprieta"","" mejor tarde que nunca"","" haz bien y no mires a quién"","" ante el miedo no hay que ser cobardes, hay que ser valientes y vencer ese miedo"".. y un largo etc...
Pero cuando te das cuenta llega ese miedo, ese miedo presentado de distintas maneras; vas dar a luz, alguna operación, alguna enfermedad, la muerte y con ella la soledad.
Comienza a faltar esos seres queridos que eran imprescindibles, por una cosa o por otra, siempre estaban y destacaban por algo.Comienzan a irse, falta un abuel@, su pareja lo echa en falta, llega la depresión y el "" tanto tiempo juntos y ahora te tienes que ir"",sigues mandando besos a todos los que no volveras a ver, pero LA VIDA SIGUE SU CAMINO y la historia se repite una vez más.




Un abrazo para tod@s.