miércoles, 18 de diciembre de 2013

CAPITULO CV: UN DIAMANTE EN BRUTO.




A pesar de estar trabajando,- que en este tiempo de crisis, el tener trabajo es decir "" TE TOCÓ LA LOTERÍA""-, e ir todos los días a tu puesto de trabajo y a mayores ir contenta,ver que esa labor vale para algo "" es lo más de lo más"".Pero muchas veces, todo esto va haciendo mella, te implicas demasiado y después pasa lo que pasa.
Además de las situaciones anteriores, todo cambia, cuando en muchos casos, cuando todo va peor de repente  cambia y todo da un giro de 180º,para mejor, dentro de lo que cabe, pero todo esto gracias a la constancia, el no rendirse nunca aunque muchas veces toque esforzarse, tener confianza
Decir que no hace mucho tiempo,en un domicilio, llegó una nieta de un usuario mío.Una niña encantadora de 22 años y ya con una niña.Cuando la conocí, me impresionó :su frescura, su ternura, su franqueza, su humildad, y un largo etc.
Comenzamos hablar las dos y la verdad, congeniamos muy bien las dos, daba la sensación que nos conocíamos de toda la vida.Pero me sorprendió todo lo que me contó.
_Hola ¡¡ encantada me llamó Elena, soy la técnico que ayuda a tu abuelo
-Hola ¡¡ soy Eli .Y mi marido Jose
Nos saludamos con dos besos, y al poco tiempo, salieron el marido y su abuelo a dar un paso
Normalmente, acompaño yo al abuelo, pero al llegar su nieto, lógicamente se fue con el.
Nosotras continuamos con la conversación.
-Que paseen los dos, les viene muy bien.Mi marido acaba de sufrir una operación de un tumor cerebral y gracias a Dios ha ido todo muy bien.Dentro de unos días va comenzar con la radioterapia.
_¿Cuántos años tiene tu marido?
-24 años, es muy joven .
_Pero,¿ como  sucedió todo ? tan joven
-Pues te voy contar nuestra historia es como un cuento de hadas
"" En el pueblo que vivo, en el mismo colegio, estudiaba un niño que desde el primer día que lo vi, me enamoré de el.Con 16 años, decidimos irnos a vivir juntos,el tenia 18 años, teníamos el apoyo de la familia, aunque al principio fuese muy duro.
Vivíamos juntos, siempre juntos, y poco a poco, necesitábamos algo más, hijos.Tanto el como yo, queríamos tener hijos.Comenzamos a buscarlos, pero no llegaban; estuvimos así aproximadamente un año.Yo lloraba, ya que, pensaba que era yo,la que no podía tenerlos, y lo pasaba muy mal, porque era un deseo que no podía cumplir.De repente, un día paseando, me comenzaron unos fuertes dolores de barriga, apenas podía andar, mi marido, me decía que tenía que ir al médico, pero yo estaba muy asustada, pensaba que tenía algo de apendicitis.Decidí ir al médico, y la respuesta a esos dolores era que estaba embarazada.
Le dije al médico de urgencias, que estaba engañado, que no podía ser y que me volviera repetir la prueba, pero efectivamente, garantizado, estaba embarazada; que alegría Dios mío, por fin iba llegar ese hijo.
Lo celebramos, fue una alegría tremenda, fue una noticia que estábamos esperando que llegara y llegó cuando menos lo esperábamos.Llevaba el ""predictor "" (un test de orina para saber si estas embarazada)en el bolso, y lo miraba continuamente, por miedo que se borrara.
Nació nuestra hija,eramos los más felices del mundo, nos acababa de tocar la lotería.Eramos la pareja más feliz.Pero, todo se vio truncado, cuando un día llega Jose de trabajar, y de repente, se cae en redondo al suelo y sufre unos ataques epilépticos,yo me encuentro sola con mi niña, llamé a la ambulancia,mientras dejo a mi niña con una vecina; me fui con el al hospital, y cuando llegamos, después de hacer pruebas el diagnostico fue un tumor cerebral.Me derrumbe, y se me cayó el mundo a los pies;como iba yo enfrentarme con todo esto que se me venía encima.Comencé a preguntar quien era el mejor especialista o donde estaban los mejores especialistas.Cuando lo descubro, decidimos destinarnos a ese lugar para que vean a mi marido y consigan examinarlo.
Conseguimos desplazarnos a esa población, viviendo con otro matrimonio amigo nuestro, allí estamos, y al final los doctores, deciden que tienen que someterse a una operación.Gracias a Dios todo ha salido muy bien, pero ahora nos quedan las sesiones de radioterapia.Mi abuelo, sabe algo, pero no lo sabe todo, está muy contento con su bisnieta,le cae la baba con ella.
_Esta para comérsela, es un sol.
-Si , está mal que lo diga yo, pero esa es la verdad.
Me quedé sorprendida con esta historia, una cría de 22 años, casada, con una hija de 2 años; y de pronto, la vida le hizo aprender una gran lección, el madurar a pasos agigantados.Como enfrentarte a una tremenda enfermedad, "" hacer de tripas corazón"", sacar fuerzas de donde nadie sabe para que por fuera estes riendo y hacer reír a tu marido para que no se de cuenta de la gravedad de la enfermedad y por dentro tu corazón este llorando .Al día de hoy no puedo trabajar,ya que, tengo que estar al cuidado de mi marido y de mi hija, y estoy sobreviviendo gracias a la ayuda de mis padres y de mis suegros.


 Espero que os guste os mando un gran abrazo.