lunes, 6 de mayo de 2013

CAPITULO LVIX: ACOSO Y DERRIBO.







Cuando llevas ya un tiempo con la misma gente, ya más o menos,los vas conociendo como ellos a ti. Llega un momento en que, solamente con una mirada, sabes si pasa algo malo o sucedió algo bueno.Te implicas y llegas a ser uno más.Conoces a la familia,conoces todo sus entresijos, llegando incluso a participar en sus reuniones familiares;pero a la vez, tu posición es intentar estar al margen y ser imparcial  no posicionarte ni por unos ni por otros.
Mirando mis notas he recordado lo sucedido en un domicilio.Es una situación,que muchas veces ,estamos presentes sin dar crédito a lo que estas viendo o escuchando, y que si tuvieras voz y voto,pondrías a mucha gente en su sitio.
Pues bien, se trata de un domicilio, en el que conviven un matrimonio mayor (el es el dependiente) tienen 3 hijos,de los cuales 1 vive en otra ciudad . La esposa se hace cargo de todo, tiene aproximadamente unos 69 años y cuando sucede todo, yo iba particular,por mediación de la Trabajadora Social, por un par de horas diarias;ya hace tiempo de todo esto,apenas existía al Ley de Dependencia.Acordamos intentar mejorar su calidad de vida,fomentando los trabajos manuales, partida de cartas, involucrando a uno de sus hijos ,haciendo salidas,a comer fuera, excursiones.Realizar con ellos ejercicios en casa.Mantener una Dieta Equilibrada.Además de las tareas del hogar .
El marido tiene : una depresión tremenda tendiendo al aislamiento, acompañada de esquizofrenia,diabetes y la tensión descompensada.
Ella es dependiente de esos 2 hijos que viven en un pueblo a mas de 30 km ,normalmente días puntuales y los fines de semana se desplazan a la casa materna,contando con la ayuda de sus vecinas que la pueden ayudar en caso de emergencia
Cuando llego al domicilio, va todo bien, pero a ella la noto rara, todo el afán es que me dedique a las tareas del hogar.Ella se hace cargo de todo lo demás, cuando le comento lo de ir a dar un paseo con su marido, ella me responde:" ni hablar, el está mal y no quiere dar ningún paseo", pero ella sale, va con las vecinas.Entra y sale , aislando a su marido;pero cuando llegan sus hijos, la historia se repite, ellos salen quedando el marido en casa.
Poco a poco, mes tras mes, vas observando y te das cuenta, de que no interesa que el marido,vaya mejor.He empatizado con el, poco a poco, ya que, está completamente aislado debido a su enfermedad y su medicación, que estas totalmente sedado y apenas tienes capacidad de reacción.
Cuando tienen la visita del hijo que vive lejos, el marido revive.Me cuenta que su hijo,estuvo el fin de semana, que siempre está pendiente de el y que si los demás salen el queda, hablan de sus cosas .Va buscar agua a la fuente acompañado de sus nietos y poco más.
Se nota cuando ese hijo viene a verlos, que cambio tiene el .En cambio, ella no le da apenas importancia, llegando incluso, a reprenderle, si le escucha hablar conmigo de la visita, lo que hizo.Ella lo que dice es:""Caramba, que bien estabas ehh¡¡ pues si con el estas bien, ya sabes, te vas con ellos, aquí te tratamos mal verdad".Cuando lo escuché se debieron quedar los ojos como platos, increíble.
Si están los nietos, cantan con el abuelo y el con ellos, se le abre el apetito.Ya se encarga ella de decirlo.""Sabes vino este fin de semana el hijo predilecto,si hay lo tienes hay que ver como cantaba y como comía"" "" mira por donde le da ahora de viejo tiene que cantar".
Todos los días con esos comentarios, sino es por una cosa es por otra.Ella es una mujer fría, calculadora, vengativa ,rencorosa.
Tuve que dejar ese domicilio porque era insoportable, quieres luchar contra corriente.Cuando veo alguno de los vecinos, me cuentan que sigue la situación igual, la única diferencia es que, el hijo que vive fuera, lleva un tiempo que no lo ven, debieron tener algún contratiempo.


Un abrazo para tod@s sin palabras.