martes, 14 de mayo de 2013

CAPITULO LXI: ELL@S.




Cuanta verdad hay en aquellas palabras que escuchabas cuando eres un niño;esas sabias palabras de nuestros abuelos.
Los escuchabas con la boca abierta llegando a idolatrarlos , querías imitarlos porque ellos eran los que sabían todo.De mayor querías ser como ellos.
Todo eran preguntas ¿Porqué? ,¿Que quiere decir?, ¿Como?... y ellos siempre ahí escuchando y como no cuantas veces, se reían de nosotros por nuestras inocentes preguntas; pero cuando esperabas con ansiedad esa respuesta, te dejaban con la boca abierta y a la vez contradecida, no te esperabas esa respuesta y lo que te venía inmediatamente a la cabeza era " como me dice eso, bo , no tiene sentido, se está volviendo mayor".Pero luego, pasaba un tiempo y analizabas esas respuestas, y veías que esas palabras cuanta razón tenían.
Estuve en un domicilio, en el cual, la nuera de ellos, siempre estaba malmetiendo, hablaba mal de sus cuñados, de sus suegros e incluso a su marido, lo llegó a enfrentar con sus padres.
En cuanto a los nietos, era tremendo, les hablaba muy mal, les decía que :" Mirar que abuelos teneis, son tremendos, cuando vamos a visitarlos bien veis tengo que llevar la compra porque ellos no tienen nada, pero si vienen los otros.... si vienen los otros hay de todo , increíble.Y la paga, a que no os dan la paga, claro no tienen un duro para vosotros , si asi van llegar muy lejos, eso es lo que piensan ""
Tenían a una señora para que les hicieran las cosas, porque ellos aún se manejaban bien, pero tuvieron que despedirla, ya que, la nuera se encargó de que en vez de pagarle a esa señora ese dinero se lo dieran a su hija.Y así fue , llegó la nieta, pero dejaba mucho que desear, y aún por encima les sisaba, y ellos lo sabían, pero callaban.Esa nieta llegó ir al banco a retirar 200 mil pesetas cuando eran pesetas, ahora serían unos 1202 euros, los retiró porque sus abuelos le debían un montón de dinero para el trabajo que ella realizaba no le estaban pagando lo que le correspondía y que aún se quedaba corta en retirar ese dinero.
Cuando llegaron a enfermar y uno de ellos a quedar encamado, la decisión que tomaron fue enviarlos a una Residencia de ancianos. Tuve ocasión de visitarlos, y el me dijo : "Lo peor de todo esto,es que yo tengo casa, tengo viviendas y me vine con una mano delante y otra detrás".
Aún se me encoje el corazón cuando recuerdo aquella conversación, el conversaba conmigo con voz temblorosa y asomando ligeramente en sus ojos las lágrimas.

También en otro domicilio aquella hija que inflaba el pecho y se le llenaba la boca de orgullo cuando decia que ella estaba al cargo de sus padres.Era una hija modelo, hoy en día , que tu hija con su propia vida, su trabajo, que acoja a sus padres es lo mejor.Pero cuando ves lo que pasa dentro" se te cae el alma al suelo"tremendo , esos gritos demoledores, esas maneras de arrastrar a su madre por el suelo, para llevarla a la ducha y ducharla en agua fría, porque a su madre, se le escapó el orín a eso de las 2 de la madrugada y estuvo tirada en suelo porque resbaló en ellos.O darle el desayuno un tazón de agua fría con unas cuantas gotas de leche y medio se lo calienta en el microondas y sino lo tomas " te vas enterar".Increíble pero cierto.

Ahora que también está el caso de profesionales, que les gritan a sus usuari@s, o que, les pegan porque no hacen lo que les dicen. Ni que decir, cuando quieren hacer sus necesidades, mejor no decir nada, sobran las palabras.
¿Hacia donde vamos? ,esto todo que he contado y lo que no cuento, no es normal.Si  nos paramos a ver lo que sucede a nuestro alrededor no
¿Querrán ell@s ese igual trato cuando lleguen a la vejez?, que te griten por levantarte, por pasar por allí,abuel@ ¿que te pasa? deja al abuel@ no molestes...y un largo etc
Cuantas veces no hayas ninguna explicación a lo que ves , una vez quise denunciar lo que sucedía en el domicilio de la hija con su madre, y la respuesta del abogado fue:" Elena es tu palabra contra la de ella.Vas gastar un montón de dinero para nada".


Un abrazo grandote para tod@s.