miércoles, 29 de mayo de 2013

CAPITULO LXIV: COMPLICES


Cuando llego a tú domicilio observo a un hombre que debió luchar mucho en esta vida,pero cuando te miro a los ojos veo esas lágrimas que quieren asomar y que expresan: abatimiento, aceptación, desdicha, porque, frustación ...
Pero de repente todo eso se traduce en ilusión;me buscas con tus palabras para dar lugar a esa complicidad,sabes que con esas palabras vas acabar riéndote para finalizar con esas canciones con las  que no dejas de sorprenderme.
Parece mentira que un órgano tan pequeño como lo es el corazón sea tan grande .Como es capaz de generar sensaciones y reacciones , que si se mezclan entre ellas dan el resultado de la emoción.
Como esas lágrimas aparecen debido a todo lo  que has logrado últimamente.
Ese tremendo accidente, que pudo haber terminado con tu vida y esa enfermedad que ya estaba acechando .Tú poco a poco, con tú afán de : superación, lucha y el no encontrarte solo, toda tu familia luchando contigo codo a codo; has conseguido tirar hacia adelante y dejar con la boca abierta a mucha gente, que apenas daba un duro por tu capacidad.
El conseguir mantenerte en pie aunque sea unos segundos es todo un logro y el ver que te animan, te aplaudimos por ese tremendo esfuerzo realizado, te motiva a que para el siguiente movimiento que tengas que realizar ,intentes estar otros segundos al menos, más.
Esas lágrimas solo desaparecerán cuando las seques con tus manos , ya sabes, que intentamos ser un gran equipo y cuando estamos juntos, son todo: risas, canciones, bailes " dentro de lo que cabe un paso" pero para nosotros son esos unos grandes bailes.
Cuando llega el momento en el que tengo que irme, ya nos estamos echando de menos, nos despedimos con dos besos y hasta dentro de una semana.
 
 
Un abrazo y espero que os guste a tod@s