viernes, 3 de octubre de 2014

CAPÍTULO CXC: HUELE A ESPERANZA.


Hola de nuevo a tod@s ¡¡ Otro día más gracias a Dios,y de nuevo vuelve la sonrisa a mi cara, esa alegría, mejor dicho, esa ilusión, por intentar que ell@s consigan "" no oxidarse"", es una satisfacción notoria, plena; como bien decía mi abuelo "" Las personas somos como máquinas, si no las movemos se oxidan""; eso lo decía el a su esposa.El que con 96 años, le ponía la insulina a ella, preparaba el cuarto de baño para la ducha de los dos ( se duchaban juntos), luego la vestía y preparaba el desayuno para ellos.A continuación, se arreglaba y bajaba 120 escaleras para ir a la compra y preparaba la comida para los 2; siempre decía lo mismo "" Uno no puede oxidarse"", y es cierto, cuanta razón tenía.
Hoy a la mañana fui a ver al primer usuario, y allí estaba, el sobrino haciendo ejercicios con el; moviendo las piernas poco a poco.¡Buenos días!, hola buenos días, nos pusimos con el aseo, cambio pañal y vestirlo, previamente hidratado.
Ese domicilio emana, mucha felicidad, alegría e ilusión, somos todos un equipo, y eso es una maravilla.
Cuando llegas a un domicilio por primera vez, el enferm@, lo que te dedica es un saludo con desconfianza, ya que, tú vas invadir su terreno y quieren guardar cierta distancia para saber que formas, que maneras, que ideas llevas para realizar el trabajo;pero el trabajo que se va a realizar con ell@s.
En la primera visita comienzan a tantearte, y en ese análisis de arriba a abajo, también te observan si tienes buena presencia, buenos modales, si das confianza.Todas esas cosas esenciales,ya que, ell@s van a depositar en nosotr@s todo ( confianza, ilusión, alegría;además de su casa, sus cosas, y un largo etc).
Una vez que pasas la primera prueba, quedan otras pruebas tan importantes, como la primera. ¿Eres capaz de empatizar el primer día con una persona?, esta es otra prueba, ya que, si no eres capaz de empatizar con la otra persona, entonces, olvídate, puedes ser la mejor profesional del mundo, pero si no empatizas, el trabajo a realizar con el enfermo va ser imposible.
Los miras,estas hablando con la familia, y de vez en cuando los observas, los ves allí indefensos,con la cabeza mirando hacia abajo, sin querer mirar al frente, por miedo a que te des cuenta que te están analizando, quieren saber como reaccionas.
Pero de pronto, con tu conversación, le arrancas una sonrisa; no hay palabras para explicar la sensación, la magnífica sensación ;quiere decir que ya lo has conseguido.Ahora va todo ser más fácil, ahora ya podemos decir, que vamos ser un gran equipo, yo te voy ayudar, pero tú vas a intentar superarte, conseguir llegar,alcanzar esa meta ( el poder andar de nuevo,el realizar algún que otro trabajo, el poder jugar una partida al dominó, a las cartas,un largo etc), que aunque parezca una mentira, eso si que también es trabajo,p.ej.: el jugar a las cartas; es un ejercicio muy importante, porque puedes observar su capacidad para:saber las cartas que tienes, si me llevo alguna, si tengo que coger alguna, tengo que contar ¿será capaz?,¿ tiene agilidad para coger las cartas?,y lo más importante, tienes la mente activa,y con esa partida, puedes también llegar a observar que tal está en cuestión mental.
Al principio todo duele, no tengo ganas;todo son respuestas negativas; pero poco a poco, cuando ves algún que otro resultado, te vas encontrando de maravilla dentro del malestar que hay, pero comienza a haber una leve mejoría;ya comienza haber una ilusión,una esperanza.Pero todo eso, con tenacidad, paciencia, puede ser que se llegue a la meta. ¡Elena eres tremenda!,jajaj es la verdad.
En  el siguiente domicilio, allí estaba el siguiente usuaria, en su cama durmiendo, pero cuando dije ¡ Buenos días!, abrió los ojos me miró y comenzó a reírse, me responde con un ¡ buenos días!, se levantó ella sola, con su andador y venga andar de aquí para allá, pero todo ello con sus 91 años;presumida como la que más,con su mirada dulce y tierna a la vez; esa sonrisa de oreja a oreja.Esto es tremendo donde hay que firmar, llegar a esos años y con esa energía.
¡¡No te dejes embaucar, es una teatrera !!,eso me dice la familia;pero miras para ella y te camela.Te dejas llevar y la escuchas, que voz más suave, más delicada.Es un encanto.
Quién me diera a mí llegar a esa edad, con esa energía, ver la vida y con la mente lúcida,impresionante.
Aquí os dejo un nuevo capítulo.
Espero que sea de vuestro agrado.
Un abrazo para tod@s.