martes, 19 de marzo de 2013

XLVII:ILDA

Llegó el día.Aunque sea un día, tengo que ir a ese domicilio y mi cabeza no descansa, pensando ¿Quién será?¿La conoceré?y la otra parte de mi conciencia, no te preocupes, saldrá todo bien.
Me levanto,despierto a los niños,ya es hora ;hay que desayunar, lavarse, vestirse y coger el autobús.
Subo las persianas, otra vez lloviendo, hace frío, espero que hoy sea un gran día.
A las 9.30 ya estoy en el primer domicilio.¡Buenos días! ¿Qué tal todo?todo bien, está Loli, limpiando a fondo mi habitación, yo ahora no puedo, y así tengo la casa controlada.
-Pues es buena idea, así por lo menos, sabes que esas zonas están preparadas a fondo.
_Tengo a mi nieto estuvo el fin de semana y se va hoy a la tarde.
-Pues no lo he visto, dale un fuerte abrazo de mi parte, que bien, tenerlo aquí.
_Bueno me voy a preparar la comida, voy hacer caldo,¿Quieres un poco de verdura? la voy a coger y si quieres te cojo para ti también.
-Muchas gracias, te lo agradezco de mil amores.
Mientras ella va hacer sus cosas, yo me dedico a las mías.Voy a subir las persianas y darle los buenos días.Él está en su cama, esperando a que alguien vaya a levantarlo.
¡Buenos días!¿Qué tal pasaste la noche?
-muy bien,Elena esto es el paraíso, no hay ningún ruido, y en esta cama se descansa de maravilla.
-Que bien, pues venga, vamos hacer las curas y después al cuarto de baño,hay que lavarse,vestirse y luego a desayunar y tomar la medicación.
-Pues vamos allá.
Hicimos todas las cosas que teníamos que hacer, y por cierto, gracias a Dios todo va bien.
Llegó la hora de irme, me despedí hasta mañana.
Me dirijo al nuevo domicilio, en principio, no llegó a las 11,ya que, salgo a las 11 del anterior domicilio, y está de distancia a 15 minutos en coche.
Llego al domicilio, y una señora, conocida en el pueblo, se dirige a mí y me dice :-¡tú eres la chica que viene a trabajar aquí! sí,le respondí yo.
Ella me responde: ¡pero tú no eres la que viene siempre,tú eres otra!,sí claro , os turnáis, ya ya.
Mientras hablo con ella, estoy llamando al portero y me abren el portal, me despido de la señora,entro en el portal y enciendo la luz;es un edificio viejo,oscuro y las escaleras muy juntas.Comienzo a subir las escaleras y siento una voz,¡Ya va ! ¡Ya va!, era un hombre ,me presento y me dice que pase, ella viene ahora, me dice.
Las cosas las pones donde quieras tú como si estuvieras en tú casa.La otra Elena hace las cosas como si estuviera en su casa y tú igual.
Cuando llegó ella, venía andando de su propio pie, muy risueña,se dirige a mí para darme 2 besos y un abrazo.Él era su marido y ya se iba,hacer las compras y sus cosas.
Quedamos las 2, hago lo que me dice y acabo 5 minutos antes de mi salida.Estuvimos hablando , al final , conozco a sus hijos y a sus nietos.Incluso, un hijo de ella es de mi edad, y estudiamos juntos en el cole.

Se alegró mucho, hablamos de sus cosas, que es una maravilla el tiempo se le había pasado más rápido de lo que pensaba.Esperaba verme otra vez,y que ,cuando quiera, ya sé donde está su casa, que le vaya hacer una visita.

Bueno y además acaba de ser bisabuela otra vez.Un día completo.A pesar , de sus achaques.

Os deseo un gran martes.Un abrazo