jueves, 5 de junio de 2014

CAPÍTULO CLXXI : BUENOS DÍAS.

Ayer he vuelto a su hogar a la tarde, y allí estaba, me comenta su esposa, que hacía poco que se había levantado de la cama.Si fuera por el,no se levantaba, pero le viene muy bien, el levantarse y además a si su cama, también se ventila.
Lo saludé, y el se dio cuenta de quien era, me dio su mano, y nos quedamos en la galería, viendo el mar ( el tiene la mirada puesta en ninguna parte,pero prestando atención a todo lo que le estaba contando), y comentando que, todas las tareas que quedaron pendientes, ya que,el las hacía antes de caer enfermo, ya están todas hechas; que no se preocupara por eso.
Bueno, regresamos a la cocina, y allí le dí la cena, con su medicación y luego al terminar, nos fuimos a su habitación.
Una vez puesto el pijama, lo metí en su cama, lo arropé y me despedí con un ¡Hasta mañana,descansa bien!.
Hoy como todos estos día he regresado a su domicilio, antes he llamado a la empresa, para saber si ya tenían a una compañera, para mañana a la tarde, ya que, yo tengo que hacer una prueba que me quedó pendiente, cuando estaba de baja; y si la chica que me estaba cubriendo la baja, si ya se incorporó, debido a que este fin de semana en un principio tengo que ir yo, pero si se incorpora ella, tiene que ir ella; me quedaron de avisar, pero que la compañera para mañana ya está avisada, incluso en el domicilio.
 Me recibió su esposa, y me dijo que hiciera lo de siempre,que ella se tenía que ir.
Me despedí de ella, y comencé con mis tareas.
Una vez que acabé de realizar las tareas domésticas, me fui a la habitación de el, de MI AMIGO.¡Buenos días! le dije, y el me respondió ¡Buenos días ! ¿Quién eres?.Le dí mi mano, me la cogió, y ya comenzaba a sonreír, cuando voy yo y le respondo,Soy Elena.
¡Hombre, bienvenida! ¿cuánto tiempo?mi mano la tenia agarrada y la besó,dando las gracias, yo también sonreí y le dije que no tenía porque darme las gracias,ya que, era mi trabajo, y comienzo a hablar con el. Le comentó lo que voy hacer y le pregunto si me va ayudar, a lo que el me responde con: ¡ claro que sí, somos del mismo equipo, somos del equipo de los campeones !
Hice las cosas con la colaboración de el, y al terminar lo volví a meter en cama.Me despedí de el con un ¡Hasta luego!.y el me respondió ¡vale!.
Pues allá voy a recoger, y a quitarme la bata , al acabar salgo para venirme a mi casa.
Ahora no vuelvo hasta la tarde.
Bueno aquí os dejo un nuevo capítulo, espero que sea de vuestro agrado
Un abrazo para tod@s