miércoles, 5 de febrero de 2014

CAPITULO CXI : UNA OPORTUNIDAD......






Cuando eres niñ@ vives sin ninguna preocupación,anhelas llegar a ser mayor, a tener pleno control de tus actos y la mayoría de las veces a imitar a tu padre o a tu madre.
En el momento que se llega a la adolescencia, ya te crees el amo del mundo, " todo lo sabes y todo lo entiendes", llega la época de la rebeldía,las preocupaciones son más grandes, tus problemas no lo comentas con tu familia porque, ellos que saben, son unos carrozas y no tienen idea de como está la vida ahora mismo, muchas veces te relevas a tus padres.
Toda aquella protección de tu familia que tenías en la infancia  pasa a ser desconfianza, tienes amigos y ellos te entienden y comprenden los problemas que puedas tener, te dan consejos;poco a poco comienzas a alejarte.
Cuando una pareja deciden ser padres, esa decisión está fundamentada en: el deseo ,la ilusión , el amor y un largo etc. Se pasan 9 meses, deseando conocer a esa personita que llevas en el interior y que la única forma que existe para saber que está bien es una ecografía.
Es una gran impotencia, el que después de estar con ese ser querido,desde el primer segundo de engendrarlo , todo cambie en un abrir y cerrar de ojos.Todo por lo que has luchado, ver que tu hij@ no quiere saber nada de ti y que la única solución que ve es: los insultos, la agresión, los maltratos....; todo esto genera una gran impotencia y lo que viene a la cabeza en el primer momento es ¿POR QUÉ?.
Necesitas ayuda, ya que, toda esta nueva situación se te escapa de las manos.Un día y otro día, hay :gritos, agresiones, destrozos en el hogar..;mucha impotencia ante esta nueva situación.Miras a ese ser que tanto quieres y no comprendes, como puede llegar pasar todo esto.Aquella personita que tu has querido tanto, como ha podido llegar a todo esto,¿ que es lo que ha pasado ?, ¿ como ?....
Después, tenemos al día de hoy, una tremenda crisis. Todos estos adolescentes, que por desgracia están en esta situación; no consiguieron acabar sus estudios.Si no tienes estudios no reunes los requisitos que se necesitan para obtener un puesto de trabajo y ahora mismo se da la circunstancia, que por desgracia, tampoco hay mucho donde elegir, debido a la destrucción de empleo que tenemos en nuestra sociedad.
Total, todo esto se convierte en un rol, si no tengo estudios, no tengo trabajo, si no tengo trabajo no tengo dinero, si no tengo dinero no puedo ayudar a la familia, no puedo independizarme, me aburro.Por no comentar, a mayores, que tus padres se hayan separado y/o que ese familiar que lo has llegado idolatrar haya fallecido , se llega a la conclusión de que no se VALE PARA NADA,soy un fracasado¡¡¡
Se recurre a esas amistades, esas que te ayudan, te dan consejos ,estas deprimido, toda esa rabia la diriges hacia tus seres más queridos , hacia a tus padres, hermanos ,etc,y la mayoría de las veces acabas enganchado a la droga.
Hemos pasado de una educación de respeto absoluto, llegando a tener miedo al propio padre, al profesor, a las autoridades que la sociedad establece, en la que ciertamente se han cometido y se siguen cometiendo muchos abusos de autoridad, a una sociedad permisiva que educa a los niños en sus derechos pero no en sus deberes.De los niños traumatizados hemos pasado a la parálisis educativa por no traumatizar al niño.Se les cede,se les permite, se les ofrece todo lo que sus padres no tuvieron y ahí, en ese toma y daca, es donde  muchos padres han perdido el norte, la autoridad y la fuerza moral.
La vida de muchos padres es difícil: el trabajo, los horarios, las propias tensiones personales...Vivimos contra reloj, no hay tiempo de escuchar,, de contar cuentos o jugar con nuestros hijos.Estamos muy cansados.Los niños viven ese estrés,niños que van de una actividad extraescolar a otra, niños que pasan mucho tiempo solos, niños que deambulan entre casa de un padre y una madre separados.Luego, los problemas de la propia estructura familiar, familias con uno o dos hijos, con lo que los "" reyes de la casa"" seguirán reinando toda su vida, madres primerizas que se encuentran solas en su tarea, parejas separadas que ceden para evitar conflictos.
Hay padres que se creen buenos padres porque "" le damos lo que quiere, le compramos ropa de marca con grandes esfuerzos porque aunque tengo un buen puesto en un restaurante, no me sobra la paga.Le paso 70 euros a la semana para sus gastos, su madre le compra una caja de tabaco rubio al día.Nada le basta y está comenzando a ser agresivo y ya no quiere ir a la escuela, no sabemos qué hacer con él"" El chico por su parte encontraba lo más normal del mundo sus peticiones, eran sus padres y tenían que atender a sus necesidades....
Esta desvinculación se suele dar en casos de hijos únicos, hijos que han tenido una ambigua relación en la que la madre le consiente todo.También algún niño que ha sido maltratado y cuando es mayor lo devuelve y pega a su madre.También porque ve que su padre pega a su madre para obtener dinero y el hijo hace otro tanto para obtener lo que quiere.En casos de separación mal llevados en los que el padre le dice al chico," no hagas caso a tu madre, es una loca"", y cuando su madre le obliga a ducharse, a estudiar, a llegar a la hora a casa, se rebela, da un portazo, da un empujón, y si ve que no hay respuesta, se crece y va a mayores.
Pero decir a esos padre, que todo tiene solución, hay que ponerse en buenas manos; buenos especialistas, psicólogos, educadores sociales , incluso algunas veces, tenemos que llegar a denunciar nuestros propios hijos para intentar reconducirlos por el buen camino.


Un abrazo para tod@s.