viernes, 11 de abril de 2014

CAPÍTULO CXLII: ENCONTRAR TIEMPO PARA TI MISMA.


Cuidar a alguien durante todo el día constituye un trabajo muy absorbente.A veces necesitarás un respiro no sólo de las tareas cotidianas, sino también del enfermo, durante unas horas, un día, una semana o más tiempo.Para hacer eso es necesario que busques un sustituto.Los sustitutos pueden abarcar desde alguien que cuide a tu familiar durante una tarde, hasta una residencia en la que tu familiar pueda alojarse por una temporada.
DEDICARTE TIEMPO TU MISMA.
Es posible que te sientas culpable por desear un descanso, que sientas que eso significa que tu familiar no te importa.No obstante, existen numerosas razones por las que es esencial que te tomes un respiro de tus tareas de cuidadora.
Para reducir el grado de estrés.
Estar estresada significa que tendrás una mayor tendencia a enfermar, estar irritable y deprimirte.Los cuidadores a menudo cargan con todo el trabajo sin buscar ayuda, hasta que su salud se resiente.Alejarse un tiempo puede ayudar a poner las cosas en su justa perspectiva.
Para mejorar tus relaciones como cuidadora.
Para mantener viva una relación,, necesitas hablar con otra gente y vivir otras experiencias.La relación que tienes con tu familiar no es diferente:sin duda,el tiempo que paséis separados os proporcionará nuevas perspectivas y cosas distintas de las que hablar.
Para tu independencia.
Tu familiar,por necesidad,depende de ti, la cuidadora, pero recuerda que también tú necesitas cuidados,sobre todo en el aspecto emocional.Dedica tiempo a relacionarte con amigos y familiares,y a mantener tu vida social.Intenta dedicarte a algún pasatiempo si lo tienes.Si conservas un cierto grado de independencia será menos probable que te vuelvas solitaria y te sientas abrumada por las circunstancias.
BUSCAR UN SUSTITUTO.
Tú misma puedes disponer las cosas para tomarte un respiro de vez en cuando (por ejemplo, pidiéndole a algún amigo que cuide a tu familiar durante la tarde), pero recuerda que también pueden ayudarte los servicios sociales y las asociaciones de voluntariado.El tipo de atención que se proporciones dependerá de la severidad del estado de tu familiar pero podría incluir la ayuda de un trabajador social o un voluntario que te acompañen a las opciones de atención sustitutoria.
ATENCIÓN TEMPORAL EN RESIDENCIAS.
Si estás pensando en tomarte un descanso de una semana o más,una opción es que tu familiar se aloje en una clínica o residencia médica.Toma en consideración lo siguiente a la hora de escoger el lugar:
.-¿Está registrado por la autoridad local?
.-¿El personal tiene experiencia en tratar con las necesidades particulares del enfermo?
.-¿El establecimiento le gusta al enfermo?
.-¿El centro está bien cuidado y limpio?
.-¿Cómo es la comida?
.-¿El personal es cordial?
.-¿Los residentes temporales están plenamente integrados en la vida de la residencia?¿Pueden participar en salidas y excursiones?
.-¿Hay allí otras personas que se encuentran en residencia temporal?
.-¿El centro está decorado con gusto y tiene mobiliario confortable?