miércoles, 16 de abril de 2014

CAPITULO CXLIII: CAPTURADO EN LA NADA.


Ya os echaba de menos, fueron unos cuantos días, entre que he tenido mal el ordenador, los niños en casa y como enlazar las palabras para crear un nuevo capítulo.
Cuando uno llega a la adolescencia surgen un montón de interrogantes en nuestra mente, un montón de porqués a los que no les encuentras respuestas, y que si prestas atención a los mayores muchas veces, hallas la solución,pero en la mayoría de los casos, tienes que vivir, muchas situaciones,para intentar alcanzar la respuesta.
Cuando llegas a la adolescencia, normalmente te muestras rebelde, pero esa rebeldía surge como consecuencia de esos porqués.Poco a poco, intentas encontrar tú sitio y demostrar que no eres el rebelde con todas sus consecuencias, sino que es una rebeldía momentánea.
Con la llegada del buen tiempo, y en concreto, el verano, ya entregaron las notas,comienzan las vacaciones, y lo que toca es disfrutar de: los amig@s, novi@s, y como no, descansar y disfrutar de los días;también con el verano llegan las fiestas patronales y si coincide en fin de semana mejor que mejor,  lo que conlleva a planificar con los amigos un fin de semana inolvidable.
Nunca toda esa ilusión puesta en la llegada de tan anhelados días, hacen presagiar que se van a convertir en una gran pesadilla.
Por fin llega el anhelado día, decides quedar con tus amig@s en la playa, disfrutamos como si fuera el último día de nuestras vidas.Pasamos una tarde inolvidable, decidimos irnos a nuestras casas para cenar y ducharnos, aún quedaba la fiesta.
Por fin llegó el momento, decidimos coger el autobús, allá vamos toda la pandilla,vamos a pasar una gran e inolvidable noche, por fin todos juntos, hacía tiempo que no estábamos todos juntos.
Llegamos a la fiesta, era en la Alameda de un pueblo marinero, como sucede en la mayoría de las poblaciones,cuando llega el verano, se llenan de turistas y familiares que están trabajando en otras poblaciones, y con las vacaciones regresan a su población nativa, para disfrutar de esos días de descanso.
Había muchísima gente, los locales de ocio, llenos , a tope, apenas podías entrar a pedir una consumición.
Necesito salir, me agobia, tanta gente, tanto bullicio, estoy con mis amigos que están fuera del local de consumición,pero con la misma, estoy un poco con ellos y al poco tiempo, encuentro a otros amigos, vecinos de mi pueblo paterno en el cual, mis padres tienen un chalet y al que vamos muchas veces.Me acerco a saludarlos y poco a poco, me convencen para que vaya con ellos a dar una vuelta por el pueblo y que luego regrasaría con mis otros amigos.Voy a avisarlos y me voy con ellos, hablamos comentamos nuestras cosas, tomamos más consumiciones ;llegamos a otro local, situado en el medio del pueblo, una vez allí, estés amigos encuentran a un grupo de chicos que son conocidos de la universidad, comienzan hablar con ellos y a continuación, me los presentan.
Nos juntamos todos en grupo, comenzamos a hablar, y me encuentro envuelto en un juego de rol, en el pueblo en plena fiestas patronales.
Sobre las tantas de la madrugada, tengo que entrar en un domicilio,me aseguran que no va suceder nada, allá me animan y decido entrar,me veo sorprendido, estoy muy nervioso, ante esta situación, planto cara al dueño y a continuación, noto que me pinchan una y otra vez , me escapo saltando por una ventana, ya no puedo más, estoy muy mojado,estoy sangrando mucho.Comienzo a no tener fuerzas, veo borroso, no puedo más, me caigo,no puedo levantarme.Estoy solo, no hay nadie conocido,mis amigos;dios mío, no están,no tengo fuerzas para gritar,me voy.
Me veo vagando, solo, sin saber quien soy que hago,donde están todos......
Lo que iba ser un día inolvidable, con todos los tuyos,disfrutando de ellos, pasó a convertirse en una gran pesadilla.
Mis amigos,mis padres,mis hermanos cuando se enteraron de lo sucedido no daban crédito; pero también esa familia.... he perdido todo en unos segundos por nada.
Han pasado ya unos años desde mi partida,sin despedirme de nadie ,decir que ese trágico día ha echo mella en mi familia, amigos y esa familia;día tras día es un martirio al que se suceden un sin fin de preguntas y todas ellas sin respuesta.
Aquí os dejo un nuevo y actual capítulo al orden del día entre nuestros jóvenes.
Espero que os guste.
Un abrazo para tod@s