lunes, 28 de abril de 2014

CAPÍTULO CXLIX: ATENCIÓN COTIDIANA.



Alienta el enfermo a que coma y beba,se mantenga aseado y se cuide, en general.Acepta, sin embargo, que podría no querer hacerlo.Informa al médico si tu familiar tuviera algún síntoma molesto, como problemas intestinales ,vómitos o úlceras de presión.

COMIDA Y BEBIDA.
Comida.
Podría preferir apetitosos y pequeños tentempiés a intervalos frecuentes, en lugar de tres grandes comidas al día.
Toma nota de cualquier cambio en el apetito e informa a un profesional sanitario.
Ingestión de líquidos.
Incluso si no quieres comer, anímalo a tomar abundantes líquidos.
Caprichos.
Permítele a tu familiar beber alcohol, fumar o comer chocolate si lo pide.
HIGIENE Y APARIENCIA PERSONALES.
Aseo.
Anima al enfermo a lavarse y bañarse en bien de su propia comodidad y dignidad.Si se encuentra postrado,pueden enseñarte a bañarlo en la cama.
Arreglo personal.
Puedes ayudarle ofreciéndote a lavarle y cepillarle el cabello y a cortarle las uñas de las manos y los pies.
Un hombre podría sentirse mejor si se le afeita, y una mujer podría necesitar ayuda para maquillarse, en especial cuando espera visitas.
Vestido.
A menos que se encuentre postrado en cama, no es necesario que tu familiar permanezca todo el día en ropa de dormir. Aliéntalo a vestirse, dado que esto puede aumentar su seguridad.
Uso del lavado.
Aliéntale a levantarse de la cama para usar el lavabo.Si no puede, adquiere accesorios de lavabo y déjale la máxima independencia.
VIVIR AL MÁXIMO.
Movilidad.
Si tu familiar puede moverse, debes animarlo a que lo haga, aunque sólo sea para salir de la cama y sentarse en su sillón
Aficiones.
Si es físicamente capaz, intenta estimular su interés en aficiones que sepas que le gustan.Esto podría proporcionarle placer, y aliento para vivir al máximo el resto de su vida.,
COMO CONTRIBUIR A MINIMIZAR EL DOLOR.
Lo que más asusta a una persona que está muriéndose podría ser la perspectiva de enfrentarse con el dolor.
Tranquilízale.
Puedes asegurarle a tu familiar que desde el momento del diagnóstico, y durante todo el período de asistencia, se le darán medicamentos para minimizar el dolor.
Actúa con rapidez.
En caso de que sufriera dolores en algún momento, informa a un profesional de la sanidad que pueda rectificarse la situación lo antes posible.
Obtén información acerca de aparatos especializados.
Se explicará el uso de aparatos, y se le administrarán bajo la supervisión de un profesional sanitario.Por ejemplo, para aliviar el dolor, podría recomendarse un aparato como el E.N.E.T. ( Estimulador Nervioso Eléctrico Transcutáneo) o usarse la perfusión venosa para administrar calmantes del dolor.Habla con el médico para saber qué es más apropiado.
Considera terapias alternativas.
Tu familiar podría preferir probar técnicas como la reflexología, la aromatoterapia y la visualización.
Aquí os dejo un nuevo capítulo; tan interesante como los anteriores.
Espero que sea de vuestro agrado.
Un abrazo para tod@s.