miércoles, 23 de abril de 2014

CAPÍTULO CXLVI: ANTE LA MUERTE.




Descubrir que alguien está a punto de morir trae consigo un amplio abanico de emociones.
Tal vez tu familiar tenga miedo a la muerte, al dolor o simplemente a lo desconocido.
Y tal vez tú tengas miedo de ver sufrir a alguien muy allegado,y te preocupe quedar sola cuando él muera.
Estos temores son comprensibles;hablar abiertamente de ellos puede contribuir a que comiences a superarlos.

CUANDO SE RECIBE LA NOTICIA.
Tú podrías ser una de las primeras personas a la que informaran de que tu familiar padece una enfermedad terminal, pero notificárselo a él es responsabilidad de los profesionales de la sanidad,no tuya.De todas formas,debes estar preparada para tratar este delicado tema.
Infórmate.Si es posible, intenta estar presente cuando tu familiar reciba la noticia;escuchando y aprendiendo acerca de la enfermedad, podrías proporcionarle consuelo y apoyo más adelante.
Muéstrate sincera.Si tu familiar te pide que le aportes más información acerca de cualquier aspecto, intenta decirle la verdad con el mayor tacto posible.Si hay alguna pregunta que no puedes contestar, consulta a un profesional.
Sé discreta.Tú familiar podría no querer hablar de la muerte, o incluso podría negarse a creer que se está muriendo.Si necesitas hablar del asunto, comenta el problema con el resto de la familia o con alguien de fuera,como el médico de familia.

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN.
A medida que la muerte se aproxima, es importante que se anime a la persona enferma a hablar de sus sentimientos.
Hablar.No te desanimes si él es incapaz de hablar;escucharte hablar a ti puede resultarle muy tranquilizador.
Escuchar.Si es capaz de expresar sus deseos y sentimientos, escucha con paciencia y atención; es una de las cosas más importantes que puedes hacer por él.
Escribir.Si le resulta difícil hablar, sugiérele que escriba sus sentimientos.
Contacto.Sosténle la mano;esto puede serenar las ansiedades y comunicar seguridad y afecto.
Terapia de apoyo.Tu familiar podría beneficiarse de hablar con alguien ajeno a la familia y a las amistades íntimas, como un terapeuta.
Espero que este nuevo capítulo sea de vuestro agrado
Un abrazo para tod@s