lunes, 24 de junio de 2013

CAPITULO LXXVI: ACCIDENTES CEREBROVASCULARES.

Se denomina accidente cerebrovascular agudo o ictus al cese de riego sanguíneo en una determinada zona del cerebro.Esta falta de irrigación,de ser mantenida,determinará la muerte de las neuronas afectadas y, en función de esto, los síntomas neurológicos que conllevan.Los accidentes cerebrovasculares suponen la tercera causa de muerte en las personas mayores y la primera de dependencia e invalidez.
Entre los factores de riesgo se encuentran:la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, el tabaquismo, el aumento de colesterol y la existencia de episodios isquémicos transitorios previos.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS.
Son variadas y dependerán de la localización de la lesión y de su extensión.Las de mayor impacto funcional son las siguientes:
1.-Alteraciones motoras.Lo más frecuente es que afecte a uno o ambos miembros de un mismo lado;la falta de movilidad puede ser completa.
2.-Alteraciones sensitivas.Se suelen presentar como pérdida de sensibilidad en una o ambas extremidades de un mismo lado.
3.-Alteraciones del lenguaje.Se pueden manifestar como dificultad para expresarse o dificultad en la comprensión del mismo.
4.-Alteraciones visuales.Tales como alteraciones del campo visual, alucinaciones visuales, etcétera.
5.-Vértigos.
6.-Alteraciones de la deglución.
7.-Incontinencia urinaria.
8.-Alteraciones mentales .En forma de descontrol emocional o cuadros de deterioro cognitivo(demencia vascular).

PLAN DE ACTUACIÓN.
Se recomienda actuar a cinco niveles:
-Detección y control de los factores de riesgo.
-Diagnóstico y tratamiento en la fase aguda.
-Prevención de las complicaciones derivadas de la inmovilidad.
-Prevención de las complicaciones derivadas del déficit neurológico.
-Cuidados continuados.

"Mi vida fue una cadena de posibilidades fallidas: las mujeres que no pude amar, las oportunidades de alegría que dejé pasar... Una carrera cuyo resultado conocía de antemano y aún así no fui capaz de apostar por el ganador". Una mirada introspectiva de la vida. Una oportunidad para la consciencia. Esta es la historia de todos nosotros, que seguramente nos enfrentamos a la muerte y la enfermedad. Pero si nos fijamos, podemos encontrar el sentido y la belleza. 

Quería que esta película fuera una herramienta, un mecanismo de autoayuda que nos ayudara a manejar la propia muerte. Es lo que esperaba, por eso la hice. 

Julian Schnabel 

Espero que este capítulo os sirva de ayuda tanto como los anteriores.Un abrazo para tod@s.