martes, 13 de mayo de 2014

CAPÍTULO CLVIII :INHUMANO.



Buenos días a tod@s ¡¡ después de estos tres capítulos que guardaban relación entre sí, vamos con un nuevo capítulo que va dar pie a la reflexión.
En los tiempos que corren, podemos tener dinero, trabajo, toda serie de lujos,y la verdad aún por encima hay que dar gracias ; pero a pesar de todo,parece que cuanto más tenemos más inhumanos nos volvemos.
Cuando uno pasa de tenerlo todo a no tener poco o en el peor de los casos nada , por circunstancias de la vida, esa vida puede darnos un revés; uno puede perderlo todo debido a que la empresa va cerrar, porque tengo muchos gastos y pocos ingresos o también porque surge una enfermedad, y esa misma enfermedad de un ser querido puede hacer, que vendamos las propiedades ,que hagas un sin fin de cosas, pones todos los medios, para intentar que tu familiar enfermo salga adelante.
Hoy en día vivimos en una sociedad en la que todo es un espejismo, todo es correr, materialismo, hipocresía ,etc; sin darnos cuenta y mucho menos tener tiempo para pararnos y observar nuestro alrededor, por dar un ejemplo, si apenas conocemos a nuestros propios vecinos, y no digamos el saber si necesitan ayuda, si necesitan hablar,  compañía,cualquier cosa por ellos;eso al día de hoy es impensable.
Como decía un usuario que tengo,"" Si tengo pocas cosas, necesito poco para mantenerlas, por lo tanto, el tiempo que dedico de trabajo es mínimo.El tiempo restante lo utilizo en las cosas que a mí me gustan, en ese momento tienes la sensación de ser libre""; palabras impensables por la mayoría de la sociedad en estos momentos; por cierto sabias palabras.
La sociedad está pasando por una tremenda crisis, suben los impuestos, hay muchos reajustes, bajan los salarios y como no, la sanidad sufre muchos recortes,surge el copago, tienes que pagar un tanto por los tratamientos de enfermedades crónicas, etc.; no sé  el porque, pero siempre que hay una crisis la mayoría de los casos, siempre se ven muy afectados los más débiles, los enfermos ,los mayores.
Todo son: contratos basuras, salarios de vergüenza, seguros mediocres, atención sanitaria deficiente, firmas cosas sin apenas fijarte y en muchos de los casos, evitan el preguntar, debido a que no vaya ser que por preguntar demasiado tomen la medida de echarme de mi trabajo.
Pero que harías cuando tu hijo, lo más sagrado en esta vida, como todos los niñ@s les gusta un deporte y como tal, que cuando haya un partido sus padres lo vayan a ver; se sienten importantes, orgullosos.Pues ese hijo en ese partido se desplome y que cuando llegue a urgencias te comuniquen que tiene una importante cardiopatía, y que se debe decidir entre realizar un trasplante con demasiado riesgo del cual puede que no se salve o esperar y darle mejor vida en donde el promedio de vida será de días o meses.
Se te cae el mundo a los pies, de pronto tienes una enorme impotencia,estas hundido,mucha desesperación de ver morir a tu propio hijo, estas bloqueado,necesitas pensar.Se enciende una luz en tu mente, surge una pregunta,¿ si me decido por el trasplante?, la respuesta es, el costo es inalcanzable, de entrada hay que aportar un tanto para incorporar tu nombre a la lista de espera de donantes de órganos.
De  repente, ves todo negro, no ves ninguna luz, pero el tiempo juega en tu contra, tienes que tomar una decisión y esa decisión va ser decisiva y no va a ver vuelta atrás.
Te acuerdas de tu seguro médico, consultas con ellos, y te comunican que sufrió modificaciones, ves que de pronto todas las puertas se cierran, que nadie te comprende, que no importa la vida de un niño.
Te encuentras tu solo contra todo el mundo, contra el sistema, que ves que en vez de ayudar te ahoga, se perdió todo el humanismo, todos los valores, piensas que nadie te comprende.NO PUEDE SER....
Pero ¿ Y TÚ QUE HARÍAS?.
Espero que este capítulo sea de vuestro agrado y os haga reflexionar.
Un abrazo para tod@s.