miércoles, 7 de mayo de 2014

CAPÍTULO CLIV: MANTENIMIENTO Y MEJORÍA DE LA MOVILIDAD.

La capacidad de tu familiar para caminar podría verse afectada a causa de una enfermedad o una lesión, o simplemente porque está débil; en cualquier caso, dependerá más de tu ayuda.
Existen varios grados de inmovilidad, que van desde la dificultad para levantarse de una silla, hasta la incapacidad para permanecer en pie o caminar.este capítulo explica las técnicas correctas para ayudar al afectado a desplazarse por la casa, e ilustra el tipo de accesorios que pueden fomentar su independencia.Accesorios como un bastón o un caminador pueden permitirle realizar actividades rutinarias como ir de compras o visitar a sus amigos sin ayuda de nadie.Es probable que este grado de independencia incremente enormemente su confianza y lo ayude a recuperarse de su enfermedad.
MOVER A ALGUIEN SIN RIESGOS.
Si intentas mover a tu familiar de manera incorrecta, puedes lesionarte-en particular la espalda-,o agravar el estado del afectado.Estos riesgos pueden evitarse si sigues los procedimientos correctos para trasladar y mover a una persona.Un profesional de la asistencia sanitaria debe hacerte una demostración de las técnicas que son más apropiadas para ti y para él.
PREPARARSE PARA MOVER A ALGUIEN.
Si una parte de los cuidados cotidianos de tu familiar implican trasladarlo, asegúrate siempre de que estás del todo preparada para hacerlo.
Para trasladarlo. ¿Hay alguien que pueda ayudarte a trasladar a tu familiar?
Tú. ¿Te han enseñado cómo realizar el desplazamiento? ¿llevas puesto algo inadecuado que pueda resultar peligroso,como por ejemplo,tacones?
Tu familiar.¿Tiene la movilidad necesaria para ayudarte con una parte del procedimiento? por ejemplo, ¿es capaz de desplazarse hasta el borde de una silla?
Seguridad.¿Tienes el espacio suficiente para llevar a cabo el procedimiento sin riesgos? ¿Vas a intentar algún procedimiento que no te han explicado del todo?





NORMAS DE SEGURIDAD.
Las lesiones de espalda están entre las más comunes que se sufren en el proceso de desplazar a una persona.Para prevenirlas, intenta que te ayude alguien y asegúrate de que tú:
*no trasladas a una persona si tienes una lesión de espalda;
*sólo la trasladas si es absolutamente necesario;
*tranquilizas a la persona y le explicas lo que piensas hacer;
*le explicas la tarea a cualquier ayudante y seleccionas una persona para dar instrucciones claras;
*empleas técnicas que te permitan usar las piernas y el peso del cuerpo para aportar la fuerza necesaria para el movimiento y evitar así sobrecargar la espalda o los brazos;
*enderezas la espalda cuando mueves a la persona y flexionas las rodillas si fuera necesario;
*sólo utilizas accesorios y aparatos si te han mostrado exactamente la manera de usarlos.
OBTÉN AYUDA ESPECIALIZADA.
Si es necesario trasladar con regularidad al enfermo, debes obtener ayuda especializada.Si cuidas tú sola a tu familiar, reviste una especial importancia que busques asesoramiento, ya que el riesgo de lesionarte ( en particular la espalda), o lesionar al afectado , es mayor.
Hablar con un profesional.
El médico de familia puede concertar una cita para que un especialista ( un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional) evalúe tu situación y te haga una demostración de los procedimientos correctos para mover a tu familiar.
Uso de accesorios.
Si tu familiar necesita un alto grado de asistencia-por ejemplo, si hay que ayudarlo a meterme en la cama o la bañera-,deben enseñarte la manera de usar accesorios especiales como la grúa.También deben enseñarte cómo hacer el mantenimiento de los mismos.
 Espero que sea de vuestro agrado
Un abrazo para tod@s.